Poemas. Paranoias. Relatos y Organización

100 PALABRAS (XX)

Escrito por anonimopalomo 02-01-2011 en General. Comentarios (0)

WALK ON THE WILD SIDE

Apagó el motor del coche y en la radio dejó de sonar “Walk On The Wild Side” de Lou Reed. Aquello era un sitio raro, con muchas cuestas y montículos. Parecía que nadie jamás había paseado por allí. Abrió la puerta y puso su pie sobre la superficie para empezar a andar lo que nadie había conocido. No sabía muy bien en qué dirección debía moverse. La brújula instintiva que le hizo famoso en un pasado no aparecía y no tenía ninguna señal de que le indicara por donde trajinaba. A pesar de todo, Neil Armstrong llegó a la luna.

 

FRUSTRACIÓN

De tanto ver la película de Disney en el video vhs de casa, había aprendido diálogos de memoria, le había modificado la letra a la canción principal para hacerla más suya y se creía que podía interpretar a todos los personajes varones del film con seguridad y sentimiento.

Comenzó intentando interpretar el rol del príncipe azul, pero era demasiado para él. Después probó con los secundarios que más gracia le hacían. En orden de sucesión, intentó ser Feliz, Sabio, Mocoso, Dormilón, Tímido y Mudito. Después aceptó las cosas como son e interpretó, con frustración, el papel del enanito Gruñón.

 

TRANQUILA MI AMOR...

“Tranquila mi amor…sosiega. No me beses tan rápido y con tanta pasión. No muevas la lengua como si no hubiera mañana. Hoy es año nuevo y nos quedan por delante varios amaneceres y dos cajas y media de preservativos. No tengas prisa, apaga el celular para que no nos molesten, no cocines, no limpies, no te vayas de mi lado. Pon algún recopilatorio de música celta que dure muchas horas y hazte un porro, que después te voy a dar el mayor pollazo que te han dado en tu vida”.

 

Sí, señoría, esas fueron mis palabras antes de la violación

PAYASOS DE 150 PALABRAS

Escrito por anonimopalomo 02-01-2011 en General. Comentarios (1)

EL PAYASO GLOBAL

Él querría haber sido el payaso gracioso, el triste o el tonto. Ni siquiera el más listo ni el que más chistes dijera de todo el reparto. Llegó recién desde las calles de Valparaíso a la escena circense ibérica y su espectáculo iba creciendo en expectación, calidad e imaginación. Hacía su número con diversos globos. Los globos pequeños de aire eran para los animales selváticos de sus fábulas como jirafas, monos y perros. Los grandes para el decorado, haciendo casi siempre roles de sol, luna y montañas. Los globos de helio se empleaban para las voces de los personajes, los aerostáticos para coger nuestra imaginación y elevarla al cielo para, después, descender al globo terráqueo.  Todo el mundo creía que era el mejor payaso del mundo pero el payaso chileno, al terminar cada función, escribía en un globo de cómic: “Soy un globo de feria sin explotar”.

 

 

Y de regalo de navidad, una delicia sin título de Casciari en 150 cincuenta palabras. (En los enlaces de abajo, 19 historias más de Hernán Casciari con el mismo número de palabras)

 

Jorge Golondrina era un payaso alcohólico y depresivo que trabajaba desde hacía años en el mismo circo roñoso. Una noche, después de una resaca, decidió matarse en medio de la función del sábado. La idea del suicidio lo sedujo por dos razones: un poco porque siempre había fantaseado con convertirse en mito, y otro poco para vengarse de su jefe Mendizábal, que había decidido despedirlo al acabar la temporada porque el circo se iba a pique. Cuando le tocó el turno de salir a escena, Jorge Golondrina hizo las piruetas de siempre, se cayó y se levantó, recitó los mismos cuatro chistes gastados y al final, inesperadamente, se colgó en público. Murió enseguida. A la platea juvenil le provocó tanta risa el pataleo final del suicida, el estertor del payaso, que Mendizábal incorporó la rutina del ahorcado en la siguiente función (claro que con otro payaso) y se hizo rico.

http://orsai.bitacoras.com/2005/12/ciento_cincuenta_de_mortadela.php

http://orsai.es/2008/09/ciento_cincuenta_de_mortadela_2.php

100 PALABRAS (XIX)

Escrito por anonimopalomo 29-12-2010 en General. Comentarios (0)

¿PERO...ES MEJOR?

Se acabó porque era lo mejor para ambos. Se despidieron con lágrimas y sin besarse. A la semana siguiente, tuvieron que hacer el correspondiente paripé delante del resto de la familia. Ninguno de los dos se sintió cómodo. Ninguno de los dos se arrepintió antes de tiempo. Habían pretendido ir con la verdad por bandera, pensando en voz alta y hablándolo todo, pero hay veces en las que el destino los junta y los separa antes de tiempo.

Hoy él fuma en pipa y llora y ella come un kilo de chocolate. Se quieren pero es mejor echarse de menos.

 

BESOS DE ANIMALES

Se conocieron en el veterinario. Ella tenía predilección por los animales vertebrados y él por los invertebrados. Se veían una vez a la semana, mientras uno salía de la consulta, el otro entraba con su animal de compañía. El chico le pidió a la chica una cita. Se vieron. Se amaron. Con la confianza empezaron a inventarse besos con nombres de animales. Ella había inventado el beso gatito y el beso conejo. Él, los besos de mariposa y del quebrantahuesos.

Es difícil saber quién de los dos lo inventó, pero el peor besos de todos fue el del beso delfín.

UN AÑO DE CASUALIDAD

Escrito por anonimopalomo 29-12-2010 en General. Comentarios (0)

Hoy hace un año que la conocí. Un año. La conocí tontamente, de casualidad, en un hostal en  la plaza de armas de Santiago de Chile. Ninguno de los dos estábamos solos. Ella con sus amigas y yo con mi hermana. Salí a fumarme un cigarro y escuché sus acentos extraños. Hablaban con un chileno sobre caños y sobre cómo se les perdieron en Mendoza. Después tomamos cerveza con gente rara de otros países, alemanes, brasileiros y coreanas incluidos en el lote.

 

Solo pudimos hablar al final. Tampoco fue mucho, pero parece que me conoció tdemasiado. Con el tiempo, me dijo que ese día me había puesto algo soberbio.

La vi a los dos días, de casualidad de nuevo, en la terminal de buses de Santiago. Ambos íbamos a Valparaíso a pasar fin de año…y lo pasamos juntos. Más nacionalidades, más rituales, más ganas de disfrutar tdemasiado.

 

Empecé el 2010 corriendo y mirando culos que parecían fuegos artificiales en una vía del tren. La noche larga, degenerada, caótica y llena de caídas. Mi primer contacto serio fue cuando la agarré en mis brazos. Ella quería que la sostuviera. Yo lo hice, pero solo de los pies. Cuando echó su espalda hacia atrás, quité el brazo y levanté el otro para que su cabeza cayera pero no diera en el suelo. Fue la primera vez también que me llamó cabrón. Después bebimos, comimos y nos fuimos a mi hostal. Al abrir mi habitación, había tdemasiados porros, varias chicas, alcohol y ella. Nunca dormí tan feliz en un sofá tan pequeño. La besé...y lo volvería a hacer más veces.

 

Y después llegaron los mails, el enamoramiento, la playa de los artistas, Isla Negra, el terremoto, Antofagasta, San Pedro, Montevideo, el cambio de horario y la vuelta al primer mundo… y tdemasiados escritos y muchas emociones.

Ha sido la mujer de mi vida durante tdemasiados instantes, y los que me quedan. Pero no quería dar tantos detalles de ella, de lo nuestro, de cómo empezó ni quiero ser lambeta, de nuevo. Solo quería agradecerte todos los comentarios en el blog, las llamadas inesperadas y furtivas a las 6 de la mañana y, sobretodo, haberme hecho madurar y ver las cosas de otra manera, haberme dejado quererte.

Aún sigues presente en mí. Sigo pensando que pensarías tú y cómo actuarías en muchos momentos. Sigo inventándome conversaciones contigo, aunque ahora en silencio. Sigues viva en mí. Lo conseguiste, soreta. Además de ser mi musa, dejaste tu marca en mí…y es de las cosas que más orgulloso estoy en mi vida, principesa, de saber que existes.

 

Ah, y de que un día me dijiste que me querías.

100 PALABRAS (XVIII)

Escrito por anonimopalomo 26-12-2010 en General. Comentarios (0)

10 MANDAMIENTOS

“¿Y tú de qué hablas, niñato? No tienes ni idea de lo que es sobrevivir y de intentar hacer feliz a tus hijos. Lo que tienes que hacer es hacerme caso a mí, muchacho. Yo, que soy padre y comprensivo, sé lo que es perdonar. ¿Tú sabes lo que cuesta cumplir los diez mandamientos? Tú no tienes ni puta idea de ná de ná. Qué poco que aportas, cabrón. Una hoz y un martillo os daba yo a vosotros, por España y la humanidad.”

Después, mi primo se quitó el cinturón de cuero y empezó a pegarle a sus hijos.

 

¿SIGUIENTE?

Era callado, tímido, solitario, ambulante. Era de esas personas que no tienen amigos de infancia ni pandilla a la que invitar a su casamiento. No obstante, él tenía muchos amigos. Según él, tenía muchos mejores amigos. El primero que recuerda se llamó Curro. El de después fue Jaime. Luego fueron Julio y Jorge y Javi y Pedro.

Él sabía que tendría un único mejor amigo. Cuando el machismo no le ayudaba a descarrilar demasiado, también tuvo mejores amigos que eran féminas.

Con el tiempo y las decepciones, se percató que su mejor amigo siempre sería la próxima persona que conociera.

 

REGALO DE SANTA CLAUS 

Era la única noche que trabajaba en todo el año, así que todos sabíamos que vendría

antes o después. Mientras, había varias formas de sobrevivir la Nochebuena y a los regalos inmerecidos. Una de las formas de sobrepasar la Navidad era peleando con cuñados y suegras. Otra, hacernos todos los simpáticos, los hipócritas y los interesados para con los demás.

La que siempre me gustó más era la de tirarnos toda la noche contando chistes negros, como hacían antes en los antiguos velatorios del pueblo.

Menos mal que Santa Claus me trajo lo que le pedí... mi máquina del tiempo.