Poemas. Paranoias. Relatos y Organización

General

INSTRUCCIONES PARA MOTIVARSE PARA LEVANTARSE TEMPRANO

Escrito por anonimopalomo 12-01-2011 en General. Comentarios (1)

La fecha elegida para comenzar con esta nueva rutina de autoengaño y constancia matinal es un miércoles de enero al azar siempre que hablemos del hemisferio norte, ya que en el sur en estas fechas se dedican a viajar para conocer los países contiguos que hay más allá de la frontera andina, del mar boliviano o de la isla de Tasmania.

 

Teniendo presente tal particularidad geográfica es obvio que nos hallamos hablando de un día laboral gris, nublado como una puerta de un bar de Londres lleno de fumadores, áspero como el sabor de después de un cigarro y un café expreso de máquina, irritante como mi hermana cuando decide que toda la familia hemos dejado de jugar al risk porque ella va perdiendo. Un día de esos en los que sabes que las relaciones sociales constan de breves intercambios de monosílabos familiares alrededor de una mesa con brasero y baraja de cartas y vacuas conversaciones cibernéticas en las que quedas un día de estos para echar una cerveza e interesarte por el otro ser humano.

 

Tras el día aburrido y abrumador que el individuo lleva a sus espaldas, un martes predecible, que no se puede definir como grisáceo pero que sí se entenderá si el lector  me permite utilizar el vocablo dalmático como un adjetivo referente a las manchas de los perros dálmatas en contraposición a su uso oficial como lenguaje románico empleado en los Balcanes para la comunicación humana.

 

Es decir, era  de ese tipo de días que uno solo puede hablar con rencor de las frustraciones laborales del compañero que nos molesta en la oficina o de esos en los que guarda silencio para compensar el equilibrio entre pensamientos versus delirios grandilocuentes, de esos días en los que tu amigo de borrachera está desvirgando en un coche de un descampado cualquiera, los grandes humoristas de siempre como Gila, Pepe Rubianes o Jesucristo tienen el buen humor en barbecho y la mujer de tus sueños no tiene cobertura ni quiere tenerla.

 

Un dia como hoy, un martes de enero de un año de una nueva década, un hombre ya con barba tiene la intención moral y el deseo carnal de llegar a casa y ver que los hijos están dormidos con sonrisas en el rostro, de agarrar la cama caliente, con sábanas de franela color elegido por mi mujer, enchufar el programa de radio deportivo en el transistor que se escucha bajo la almohada y silenciar a una conciencia que anda más tranquila y más mentirosa que de costumbre. Si, además, se tiene la suerte de tener, aún, una bella esposa con inquietudes e insumisa durmiendo al lado, el hombre se siente orgulloso de no haber cometido los mismos errores de su padre y  de engendrar una familia lejos de casa pero mayoritariamente feliz.

 

Pero hay veces en las que te acuestas y estás cansado de repetirte los chistes, de que el inicio del sueño sea ya conocido, interpretado y respetado y solo puedes pensar, mientras estás en trance al sueño, en las 8:30 a.m. del día siguiente cuando López sea el que empiece hablando en la reunión con su halitosis y su verbo espeso. A pesar de todo, este tipo de días son en los que menos tardas en conciliar el sueño y en dejar que el ello se deslice sobre la realidad de las conexiones de tu cerebro con confianza y descaro porque sabe que al dia siguiente el superyó cultural va a ser demoledor y mordaz.

 

No obstante, y suponiendo que se consiga captar el sueño con velocidad, sabes de antemano que lo difícil es el dia de después, el dia en el que aparecen las agujetas mentales y físicas y adquieres la capacidad de generar dos mil millones de excusas  para eludir ese pensamiento de hacerte mayor y de que ahora te toca a ti aportar, para evitar la sensación de haber pasado por el aro antes de haber hecho algo digno y no haber encontrado la burbuja en la que recluirte contigo mismo y con tu honestidad. Lo complicado en la vida es despertarte y tener claro, disciplinadamente, cuál es la motivación para levantarse al dia siguiente y seguir luchando contra ellos y por mi.

 

Esta ilusión perceptiva no es buena. Esta percepción ilusoria de ver todo como si fuera una escena del inicio de una película de la saga de Saw sin rescatar nada que motive intrínsecamente para escuchar el despertador, desertar del sueño REM, despertar sin tensiones musculares y aprovechar la luz del día para desterrar viejas ensoñaciones mustias y pesadillas como pescadillas que se muerden la cola una y otra vez...esta ilusión perceptiva, repito, no es buena, no conduce a nada, ni siquera a la urgencia que proclama el principio de placer psicoanalítico.

 

Es lo malo de no tener hijos ni mujer ni vocación por mis estudios ni por mi futuro, es lo complejo de decidir en la vida cuando la apatía saca sus mejores armas pero necesito un estímulo exterior que me haga despertar para encontrar lo mejor de mí para ofrecérselo a los demás…

 

La única motivación que tengo hoy, martes 11-1-11, para mañana abrir los ojos, incorporar mi cuerpo al mundo de los bípedos y producir para la sociedad y para mi mismo, es que mañana, sí, mañana, cuando pase todo el día ante mis ojos y López nos apeste con su olor bucal por el despacho y la sociedad purgue mis energias y me frustre, me calle y me reprima, cuando saltee todas esas circunstancias, vendrá la noche y yo tengo una cita contigo a las 10 p.m. en el bar de la esquina de tu calle…y estoy motivado para besarte y jugármela por tí.

ME

Escrito por anonimopalomo 11-01-2011 en General. Comentarios (0)

Me encantan los movimientos de tus manos

me conmueven tus expresiones made in Jaén

me fascina tu ritmo, tu equilibrio y tu vaivén

me alucina tu risa y tu voz de niña soprano.

 

Me creo tus historias imaginadas y sus conclusiones

me excita tu labio inferior y tu ojo derecho

me enamoran tu asma, tus gruñidos y tu pecho

me mola tu gelatina y tus contradicciones.

 

Me gustan tus explicaciones sobre biología

me satisface tu pasión, tu locura y tu alegría

me admiro con tu compromiso por tener felicidad

 

Me agrada que me exageres pero no me mientas

me sobrecojo cuando me besas de forma lenta...

me encantan tus movimiento de manos...y tu libertad.

ESCRIBO PARA MÍ...TODAVÍA

Escrito por anonimopalomo 08-01-2011 en General. Comentarios (0)

Tienes miedo nene, es normal. Ha sido mucho tiempo sin inventarte cosas que pudieras llevar a cabo en el mismo instante. Ha sido un último tiempo en el que has escrito 63 relatos de cien palabras, muchas pseudopoesías y bastantes relatillos para los demás.


El tema es que has estado demasiados meses con la cabeza volando por ahí sin saber adónde dirigir tu foco de atención, pero ya deberías saber que eso no puede hacer que dejes de luchar por lo que ansías.

Ahora escribo para mí. Escribo para organizar esta cabeza desconfigurada, de sinapsis erróneas y de chichones por ser el macho alfa del lugar. Escribo para expulsar todo lo que encuentro durante el día, los pensamientos vanos, los tontos juegos de palabras de buen humor, las iras contenidas, las hipocresías necesarias, las sonrisas de bebé, los refranes de los ancianos y los secretos silenciosos…solamente por la maldita obsesión de querer que todos los días sean totalmente distintos para mi...y para eso debo vaciarme todos y cada uno de los días...pero estos últimos días me está costando.


Escribo para mi, para sentirme mejor y para gozar de lo que me gusta, pero, sobre todo, escribo para mi porque aun no me atrevo a escribirte a ti. La verdad es que no tengo excesivos motivos para escribirte, pero tú me das pie a ello. Antes, en estos últimos meses desde que regresé al viejo continente de viejos, escribía sin focalizar mi musa ni mi rencor, sin saber si escribir una obra de teatro inacabada o minirrelatos...

Ya estoy cansado de eso. Ya estoy cansado de resignarme, de tener que llenar mis emociones y mi tiempo con medios besos y caladas vacías. Ya estoy cansado de entrar al bar y mirar a cual me quiero follar hoy. Ya estoy cansado de salir, casi amaneciendo, de casas extrañas porque no quiero dormir con nadie, porque nadie sabe acariciarme...porque nadie me hace sentir bien con su presencia después de conseguir saciar mi necesidad sexual. Ya estoy cansado de contar historias sexuales sin exagerar mis hazañas, pero por el simple hecho de que no me emocionan.


Escribo para mi para no enamorarme de lo que me invento sobre ti, para que no lo leas luego y te sientas orgullosa y con la sartén por el mango. Escribo para mi porque te puedo asustar, porque necesito organizarme, estar seguro de que quiero jugármela contigo y de que no me fallaré ni te fallaré.


Escribo para mi por otras muchas razones...además, si escribiera para ti no hablaría de mis aventurillas con las mujeres y de mis sentimientos solitarios.

Escribo para mi por otras muchas razones...la principal es porque no me sé tu email de memoria...todavía.

IMAGINAR POR IMAGINAR (UN CONSEJO NOCTURNO DE MUDITO)

Escrito por anonimopalomo 04-01-2011 en General. Comentarios (0)

"Imagínatela Adrián, vamos, no seas cobarde. La has visto ya varias veces, una de ellas desnuda...no te va a costar tanto recrear lo que siempre flota en ti y nunca sabes verbalizar. No te reprimas tú solo, subnormal, échale valor y compromiso.

 

Sabes que nada es como lo piensas, pero date un capricho e imagina por un rato como sería con ella en el futuro. Plantéate si te gustaría conseguir tus objetivos de vida con ella como compañera de viaje, si es la mujer de tu vida en este preciso instante.

 

No tienes apenas datos sobre ella, no lo olvides. Recuerda que esto no es la vida real, que son solo tus inferencias y heurísticos mezclados con feromonas y endorfinas, que eres tú el que has tomado esta perspectiva en este momento únicamente, que es solo un juego de crearte expectativas y castillos en el aire, de modificar el sabor del engaño que te haces a ti mismo constantemente, de focalizar, ahora, todo el cariño que tienes dentro, ese que tan mal repartes normalmente y que tanto te corroe las entrañas. Recuerda que escribes lo que sientes ahora, lo que el porro ayuda a salir del inconsciente y lo que te apetecería ahora mismo hacer con esa persona.

 

Dile que la quieres si es necesario, pero que quede claro que, aún, no es un tequiero.

 

Es cierto, no tienes información sobre ella, pero usando los prejuicios y bajo las consecuencias del efecto halo, se puede decir que parece que tiene imaginación, raciocinio, cultura, experiencia y erotismo. Tiene muchas más cosas buenas, seguro, pero aún no te has percatado de ellas, tontorrón. Incluso tú, poetastro de mierda, deberías escribir algo mucho mejor sobre ella.

 

Me apostaría un brazo a que escucha buen hiphop y música alegre, que sabe cocinar platos de cuchara, que es organizada y afectiva con sus seres queridos y que aún mantiene su espíritu de Peter Punk de sus años adolescentes...además de esa sonrisa.

 

Pero no es fácil imaginártela bien sin engañarte a ti mismo, sin hacer de ella la mujer más valiosa de todas las que pasaron por tu harén...lo sabes Adrián, esto es imaginar por imaginar, soñar que puedes hacer todo con ella al lado y soñar que te complementa, crear en tu cabeza fotografías de conversaciones, afectos y detalles que no tienen porqué cumplirse y por las que no hay que frustrarse, pero que te llenan en estas horas noctámbulas del primer lunes del año.

 

Te lo digo de antemano, Adrián...el que avisa no es cabrón.

 

Pero a pesar de todo esto, sé que quieres hacer excursiones y barranquismo sobre las nubes y descender volando a la tierra entre rayos y granizos, caminar sobre la luna con ella de la mano y entre los dos pegarle fuego a la supuesta bandera americana que allí hay, saltar de la cama al techo y quedaros allá pegados hasta que, de un grito orgásmico, caigáis como una pluma de cisne al suelo de la habitación, lentamente, regodeándoros en vuestra danza sexual aérea, aprender lenguaje de signos con diálogos subtitulados de películas alemanas de clase B, tiraros media hora abrazados en silencio sin que haya necesidad de hablar ni de huir, hacer juegos de sombras siendo claros el uno con el otro…Sé que quieres leer en sus ojos que vas por el camino correcto hacia tu yo ideal y que ella contribuye a ello con chupetones y con arañazos certeros, cariñosos y empáticos en el caparazón...

 

Puff...que rápido hablo...joder, no sé que decir...ya no sé que más imaginar…el físico lo conociste bien, fiera, que lo sé yo...pero deberías darte otra vuelta por su cuerpo para memorizarlo, para sellar con saliva poro por poro toda su piel, deberías volver a ver esa boca semiabierta cuando acaricias su clítorix deseando que la penetres, esos ojos cerrados cuando la besas que se abren segundos después de que separéis vuestros labios, esa forma de acariciar tu espalda y de hacerte nimias heridas en el labio de abajo...

 

Lo bueno de todo esto, Adrián, es que no te lo tienes que imaginar... solo tienes que recordar lo que hiciste y lo que sentiste no hace mucho.

 

Y seguir trabajando para que lo que sueñas ahora mismo se haga realidad."

 

 

 

En cuanto terminó de hablar, de casualidad, entraron el resto de enanitos a la habitación y Mudito volvío a reprimirse y a permanecer toda la noche callado...y yo empecé a imaginar. 

100 PALABRAS (XXI)

Escrito por anonimopalomo 03-01-2011 en General. Comentarios (0)

COMPARACIONES

Con la navidad presente, la batalla campal estaba preparada. Los últimos miembros de la familia Latorre se tenían celos desde el principio de conocerse. Los niños nacieron con una diferencia de tres días y las comparaciones entre ambos eran tan cotidianas como nocivas, en especial la de que Joana hablaba y Carles no. Los dos, en pañales, aprovecharon que los mayores veían la final del Mundial para pelear en su gran combate final. La batalla fue cruel, pero perdió Joana cuando Carles dijo sus primeras palabras: “No me peguez máz, hija puta” y se abalanzó sobre ella con un cuchillo

 

EL OKUPA DE LA CASA ERASMUS

Una de las ventajas de vivir con los padres cuando uno aún es universitario es que conoce las casas de los compañeros que vienen de otras ciudades. Pasado el primer mes del curso, conocía las casas de todos sus compañeros forasteros y en todas había ganado al póker, bebido en exceso y reído como no se hacía en casa desde hace mucho tiempo. Deambulaba buscando el sofá más amplio y el ambiente perfecto para suicidarse. La única duda que tenía era si tomarse las pastillas delante de todos o en el servicio de la casa del compañero de intercambio europeo.

 

TENDRÉ QUE DECÍRSELO

Qué difícil que es contener las emociones.

No es tan fácil mirarla a la cara después de un beso y un abrazo y decirle que la quieres, que has soñado con ella antes de conocerla, que tiene tal y cual característica que te gustaban de las personas anteriores que amaste, que todo tiene sentido con ella, que vais al mismo ritmo y al mismo sitio, que piensas en ella, que vuelas por ella, que luchas por ella, que aprendes y le enseñas...

Pero me es muy difícil contener las emociones… y antes o después tendré que decírselo a mi sombra.