BUEN SABOR DE BOCA

Escrito por anonimopalomo 30-05-2008 en General. Comentarios (0)

El primer día que entré aquí

me temblaban la voz y las piernas,

las miradas de todos eran eternas.

Yo lo hice rápido y huí.

 

Oratoria no es una clase normal.

Te pruebas, te sublevas, te aprendes,

observas a la peña, atiendes.

A veces toca arena y otras toca cal.

 

Pero te quedas con buen sabor de boca,

porque te escucha y te invoca

un auditorio paciente y repleto

 

el cual saldrá de esta asignatura

con elegancia y desenvoltura,

al igual que yo lo intento de este soneto.